Os estoy muy agradecida

miércoles, 2 de marzo de 2011

Haworthia cuspidata

 Cuando hace unos 8 años empecé a cultivar y a coleccionar cactus y suculentas, esta fué una de las primeras plantas que llegaron a mi casa. Las primeras plantas son como los primeros amores, jamás se olvidan.

Esta planta se encuentra feliz en mi casa, ya es la tercera ensaladera enorme que produce. Cuando ya está tan repleta y las plantas están absolutamente prietas, las saco y me quedo con un par de rosetas. El resto lo llevo a cualquiera de las kedadas a las que acudo. Así es que se puede decir que he divulgado esta planta por toda España.

Siempre lo digo, a los amantes de las plantas, no son aquellas plantas más difíciles de conseguir las que nos producen más satisfacción. Sino aquellas que por su cultivo y su aspecto saludable nos gratifican más nuestro esfuerzo. Ésta es una de ellas.


Yo vivo en un lugar con mucha humedad. La planta está en la calle, pegada a una pared  y debajo de un gran alero pero siempre está regada. Aguanta mucha humedad pero no hagamos la prueba a pasarnos porque puede reventar sobre todo si es invierno y la temperatura se acerca a 0º.

Me gusta tocar con mis manos esta planta, siempre está prieta y turgente.

Dicen que puede ser un híbrido de Haworthia retusa x Haworthia cymbiformis. Con esta última planta se la suele suele confundir, sin embargo tiene las hojas más cortas, anchas y gruesas.

Al género el nombre se lo puso  Henri Duval en 1809 en honor del botánico inglés Adrian Haworth.

Las Haworthias son plantas originarias de SudÁfrica, crecen y florecen en invierno y descansan en verano. Por lo que es un error no regarlas cuando lo necesitan en invierno. Hay que regarlas siempre que el sustrato esté seco.
Publicar un comentario en la entrada